Segundo día en Valparaíso:

Nos fuimos a conocer la Bahía de Valparaíso pero antes pasamos por la plaza Sotomayor donde se encuentra la Armada de Chile.

Yo que soy caribeña, ¡Vaya que lo disfruté! después de año y medio sin ver el océano, nuevamente lo tenía enfrente, Valparaíso a diferencia del lugar de donde vengo, no huele a playa y tampoco se percibe demasiado el salitre a menos que estes muy cerca, cosa que me dejó un poco triste, pero una vez que vas a la bahía las cosas cambian.

Poder escuchar ese sonido de nuevo hizo que todo valiera la pena.

El viaje en lancha cuesta 3.000 clp, lo que pensé sería un viaje por toda la bahía termino siendo una estafa para su costo ya que apenas nos adentramos un poco. En sus costas, se encuentran las comunas de Valparaíso, Viña del Mar y Concón, zona costera del Gran Valparaíso.

Luego de eso nos fuimos a Viña, el bus hasta Viña del Mar cuesta unos 600 clp y para ser honestos viña del mar no me gustó como esperaba. En mi recorrido en autobús no sabía cuando debía bajar así que solo pensé llegar hasta que el autobús llegara a la última parada, lo que fue un error, fui a parar a Quilpué y en eso se me fue casi una hora de viaje, ustedes en cuanto vean el reloj de flores bájense del autobús.

Una vez que logré devolverme me baje en la Av. Libertad donde se encuentra el mayor atractivo de la ciudad la Plaza Vergara y la Quinta Vergara hasta bajar nuevamente hasta el casino el Castillo Brunet y una vez más el reloj de flores.

Pagamos 4.000 clp por un menú en un local de comida japonesa y esta vez sí lo recomiendo completamente.

El boleto de regreso a Santiago costó 3.000 clp.

 

Si quieres leer la primera parte de esta historia lo puedes hacer aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *