Cerro San Cristóbal.

El Parque Metropolitano de Santiago, es el parque urbano más grande de la ciudad, comúnmente lo conocen como el Cerro San Cristóbal.

 

Este parque es uno de los lugares más emblemáticos de Santiago.

Se puede ver en todo su ancho desde el mirador del Costanera Center, el observatorio del rascacielos más alto de América Latina.

Para aquellas personas que extrañan ver el Ávila y su cruz brillar en la noche, en Chile los acompañará una virgen que igualmente puede verse desde la ciudad.

El Parque Metropolitano limita con 4 municipios de Santiago: Providencia, Vitacura, Recoleta y Huechuraba. Por ello tiene varios accesos.

1. Entrada princial, Pío Nono:

Dirección: Pio Nono 450, Recoleta

Tipo de acceso: peatones, ciclistas, autos.

Cómo llegar: metro (subte) más cercano Línea 1, estación Baquedano, al bajar caminan unos 20 minutos por la calle Pio Nono en el Barrio Bellavista, hasta llegar acceso principal.

2. Pedro de Valdivia Norte:

Dirección: Pedro de Valdivia Norte, Providencia

Tipo de acceso: peatones, ciclistas y autos.

Cómo llegar: metro (subte) más cercano Línea 1, estación Pedro de Valdivia. De la estación caminen hacia el norte por la calle Pedro de Valdivia hasta la entrada.

3. Av Perú:

Dirección: Avenida Perú 1001, Recoleta

Tipo de acceso: Sólo peatones.

Cómo llegar: metro más cercano Línea 2, estación Cerro Blanco.

Me fui al cerro con un amigo de la universidad subimos por la entrada de Pío Nono, decidimos subir a pie porque yo quería una experiencia parecida a subir el Ávila, no fue así, en lo absoluto, no es una subida empinada sino más bien recto, curva, recto y esta todo muy bien asfaltado, subiendo pudimos ver la ciudad ante nosotros y escuchar a sus habitantes por el partido de fútbol que se estaba celebrando.

Escuchando los problemas de mi amigo y dándole mi opinión me di cuenta de lo mal que he llevado estos días, me he dejado vencer y estoy absorta en el estrés no disfruto ni una hora al día y esto no es lo que deseo para mi vida. Es hora de comenzar el proyecto que me prometí al llegar aquí: Conocer y ser feliz.

Llegamos a Tupahue y allí decidimos subir por teleférico hasta la cumbre donde esta el santuario con la virgen. Una vez más me enamoré de los colores de Santiago, pudimos ver un atardecer hermoso, lleno de rosa y rojo. Después de un buen rato ahí a mí por costumbre o nostalgia se me antojo comer fresas con crema, en cambio me tomé un café.

Bajamos hasta Bellavista por el funicular, al principio estaba algo nerviosa porque pensé que el descenso sería rápido pero no lo fue, es más bien bastante lento.

No pudimos conocer toda la anchura del cerro pero sé que pasaré más días en ese lugar.

Una vez estando en Bellavista nos dirigimos al metro (subte) para ir  departamento de mi amigo y junto a otro par de amigos pasamos una noche muy divertida.

A todos nos costó despertar al día siguiente para ir a trabajar pero no me arrepentí ni por un minuto de haber usado todas esas horas con mis amigos en lugar de haber estado descansando, después de todo de eso se trata, de pasarla lo mejor posible.

Deja un comentario